Lima quiere más Cultura Viva Comunitaria

* Artículo publicado en Diario 16, el 19 de Abril de 2015

La última encuesta de opinión de GFK revela que un 89% de limeños está a favor de que se retome el Programa “Cultura Viva Comunitaria” (CVC) diseñado durante la gestión de Susana Villarán (bit.ly/GFKPeru). Esta estadística no sorprende cuando uno comprueba que dicho programa, desarrollado entre 2011 y 2014, tuvo lineamientos claros, fomentó la gestión participativa y trabajó a partir de balances e indicadores de impacto (bit.ly/BalancePCVC). El Programa CVC se distinguió por articular una gestión pública profesional y transparente con una filosofía de intervención que reconoce y estimula el protagonismo de las personas y sus comunidades.

Como concepto la Cultura Viva Comunitaria puede ser entendida como una agenda para el fortalecimiento de la ciudadanía cultural que tiene como lineamiento central la participación y la ampliación del acceso a los derechos culturales. Desde este enfoque ya no se trata de “llevar cultura” a una supuesta periferia sino más bien de reconocer procesos culturales existentes: asumir que la acción cultural surge en todas las comunidades y que constituye un factor estratégico para el desarrollo de una sociedad en su conjunto. Medellín y Buenos Aires reconocieron hace años que esto es clave para ciudades que buscan reducir la exclusión social y la violencia. En esos contextos la CVC es asumida como un potente tramado de organizaciones culturales capaces de co-crear y sostener estrategias para la mejora de la calidad de vida de sus propias comunidades. No es coincidencia que el VI Congreso Iberoamericano de Cultura realizado en el 2014 haya sido dedicado a las Culturas Vivas Comunitarias y su impacto en el desarrollo sostenible (bit.ly/VICIC).

Sin duda, uno de los aportes más importantes del equipo que diseñó el Programa CVC en Lima ha sido el dejar herramientas de gestión institucionalizadas que van más allá del gobierno de turno. Por ejemplo, la Ordenanza 1650 que creó la Gerencia de Cultura en el 2013 considera a “la promoción de expresiones de cultura viva comunitaria” como parte de sus objetivos centrales. El Programa CVC en sí fue institucionalizado como parte de la Ordenanza 1673 que “instituye la promoción de la cultura viva comunitaria como política pública” (bit.ly/OrdenanzaCVC). Esta ordenanza, realizada a través de un proceso participativo, reconoce a las organizaciones de CVC como aquellas que “promueven un proceso dinámico y permanente en sus comunidades para aportar al desarrollo y la paz social”. La ordenanza también creó el Registro de Organizaciones de CVC, el Concurso de Arte y Comunidad y, además, estableció una partida presupuestal de 622 UIT (2.3 millones de nuevos soles) “para el cumplimiento de las tareas asumidas por la MML frente a las organizaciones de Cultura Viva” (bit.ly/MLimaC). Esto es completamente inédito en nuestro medio, en donde por lo general los programas municipales suelen responder a los intereses del gobernante de turno o a las severas limitaciones institucionales de los gobiernos locales.

Por ello es muy preocupante que la gestión municipal actual aún no se haya pronunciado oficialmente sobre la continuidad de este programa y que además haya rechazado una invitación formal de las organizaciones de Cultura Viva Comunitaria para presentar los avances y planes para la promoción de la CVC en la ciudad (bit.ly/CartaCVC) . La nueva gestión a cargo de la Gerencia de Cultura de la MML debe de asumir que no es poco lo que está en juego. El Programa CVC cuenta con una estrategia definida, indicadores de impacto muy claros, presupuesto designado, instrumentos de gestión institucionalizados e incluso con el reconocimiento de entidades como la Red Mundial de Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU) que incluyó al programa en el mapa de buenas prácticas de la Agenda 21 de la Cultura.

Más allá de todo esto, el Programa CVC significó un proceso vivo que involucró a personas y comunidades en todas las Limas, volviéndolo uno de los motores de desarrollo local descentralizado y participativo más prometedores que hayamos visto en nuestra ciudad.

¿Qué planes tiene el nuevo gobierno municipal para un programa como este?

.

Mauricio Delfin
Director
Culturaperu.org

.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *